Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

TSK construirá una central de ciclo combinado en África por más de 250 millones

El grupo energético Eranove ha adjudicado a TSK el contrato para la construcción de la central de ciclo combinado de Atinkou, de 400 MW, en Jacqueville, a unos 40 kilómetros de Abidjan, capital económica y principal ciudad de Costa de Marfil. El contrato para la ingeniería asturiana supone más de 250 millones de euros. Se trata del mayor proyecto de estas características en Costa de Marfil y en toda la zona del oeste de África en general. Con sede en París y más de 9.000 empleados, Eranove ha desarrollado un modelo que es único en África, combinando una experiencia de más de 60 años en el continente y el desarrollo de valor en el sector del agua y electricidad, según explica TSK. La central de Atinkou producirá anualmente 2.875 GWh, será capaz de alimentar a aproximadamente un millón de viviendas y creará 2.500 puestos de trabajo durante la construcción y operación.

La tecnología de la turbina de gas es Siemens SGT5-4000F. Se trata de la primera turbina de gas clase F en África del Oeste. La central dispondrá también de una caldera de recuperación, de tres niveles de presión, torre de refrigeración, toma de agua y turbina de vapor. Asimismo, la Central se conectará a la nueva subestación y red de transmisión de electricidad de 400 kV. Se trata de la primera red en Costa de Marfil de ese nivel de tensión, destinada a reducir las pérdidas en el transporte de energía. Las instalaciones que construirá TSK se inscriben dentro del desarrollo de plantas de generación de energía que hacen de Eranove, a través de su empresa Ciprel, que gestiona en la actualidad centrales por un total de 556 MW, un operador líder en Costa de Marfil y en toda la región de África del Oeste. Además, este ciclo combinado está diseñado para cumplir con todas las normas medioambientales del Banco Mundial, y tiene asociadas unas emisiones muy reducidas.

La financiación del proyecto ha sido estructurada a través fundamentalmente de IFC (International Finance Corporation), miembro del Banco Mundial. Eranove ha firmado el correspondiente acuerdo con el Estado de Costa de Marfil, que le garantiza la compra de la electricidad producida por la central durante 20 años. Actualmente, TSK se encuentra ejecutando para Eranove el primer ciclo combinado de Togo, ubicado en la capital, Lomé, que ayudará a satisfacer casi el 40 % de la demanda de electricidad del país.

Con esta adjudicación, TSK refuerza su presencia en África donde sólo el 35% de la población tiene acceso a electricidad y donde TSK ha ejecutado numerosos proyectos para el sector energético en países como Egipto, Senegal, Marruecos, Togo, Argelia, Sudáfrica, Uganda o Mozambique. Por otro lado, la ingeniería acaba de entregar otra central de ciclo combinado en Bolivia. En concreto, se trata de la central de Warnes, por encargo de la Empresa Nacional de Electricidad (Ende).

Fuente: www.elcomercio.es