Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Los 49 intoxicados por mercurio en AZSA logran un acuerdo tras ocho años

Hace ahora exactamente ocho años que 49 trabajadores de IMSA que realizaban tareas en la planta de tostación de Asturiana de Zinc de San Juan de Nieva durante una parada inhalaron fuertes dosis de vapores de mercurio. Desde entonces todo ha sido un largo peregrinar y por el medio ha habido innumerables protestas, cuatro huelgas de hambre, varios procesos judiciales, batallas con la Seguridad Social... y mucho dolor. Ahora, por fin, después de tanto, la totalidad de los afectados de aquel accidente laboral han sellado un acuerdo con la empresa «para zanjar definitivamente el conflicto», aseguran.

Buena parte de los trabajadores ya había cerrado convenios con la compañía, pero el actual recoge a todos y cada uno de ellos, a los que se proporcionará asistencia sanitaria durante un periodo de tiempo. El acuerdo se firmó ayer en Oviedo ante notario, después de un largo proceso de mediación que se abrió hace más de año y medio, concretamente en febrero del pasado 2019 tras realizar AZSA una solicitud al Instituto de Mediación del Principado de Asturias.

El mediador designado de común acuerdo entre las partes fue el abogado ovetense Agustín Azparren, del despacho Ontier, y durante todo este tiempo se han estado negociando las condiciones de un acuerdo que ha sido aceptado por todos los afectados y que, aunque no es del agrado de todos por igual, servirá para poner fin a un largo enfrentamiento entre la empresa y los trabajadores de la contrata.

El colectivo de afectados emitió ayer un comunicado en el que manifestaba su «satisfacción» por haber logrado cerrar el conflicto a través de un acuerdo «destinado a la mejora de la salud y asistencia sanitaria de los trabajadores». La empresa también se ha manifestado «satisfecha» por haber logrado cerrar un proceso que se había enquistado en varias ocasiones. «Hemos luchado mucho, pero valió la pena», señalaba ayer la portavoz del colectivo, Dori Acevedo, hermana de uno de los trabajadores. «Ellos no están bien, y había momentos en los que perdían la paciencia, pero al final lo hemos conseguido y es para todos por igual», destacó.

«Creemos que está bien, y era importante cerrar esto porque estamos todos ya muy cansados», manifestaron algunos de los trabajadores, cuya atención sanitaria se ha visto además resentida ahora a consecuencia de la pandemia y restringida en muchos casos a lo telefónico. El acuerdo con al empresa les da la posibilidad de mejorar estas condiciones.

Fuente: www.elcomercio.es