Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

El ERE de Siemens Gamesa se cierra con indemnizaciones de 63 días por año y prejubilaciones

Los trabajadores de las fábricas de palas de Siemens Gamesa en As Somozas y Cuenca han aceptado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la multinacional y que implica el cierre de ambos centros y el despido de 215 y 51 operarios, respectivamente. Las plantillas secundaron en la mañana de este sábado sendas asambleas, en las que sometieron a votación las condiciones del ajuste. En As Somozas participaron en el encuentro 170 trabajadores, y el 100 % dio luz verde al ERE, mientras que en Cuenca ese porcentaje se rebajó hasta el 95 %.

La empresa abonará indemnizaciones que, de media, serán de 63 días por año trabajado, sin límite de mensualidades, más del triple que la exigencia del mínimo legal, que se establece en 20 días por cada ejercicio. En esa cantidad se incluye también el abono de pagas extras, vacaciones y pluses. La indemnización mínima asegurada será de 30.000 euros.

Además, se pondrán en marcha prejubilaciones para el personal de entre 55 y 63 años, de entre el 70 y el 80 % del salario regulador. Siemens Gamesa ofrece un plan de recolocación interna con 155 plazas, 104 de las cuales son vacantes en Portugal, a 300 kilómetros de As Somozas.

A prueba en Portugal

Según ha informado la Federación de Industria de UGT, esos puestos «poden ser cubertos polo persoal afectado cuxos colectivos terán un período de catro meses de proba á súa elección, tempo no que poderán decidir acollerse ao ERE no caso de que o traballador o desexe e cuxo prazo para apuntarse será de 7 días a partir do 22 de febreiro de 2021».

Paralelamente se activará un plan de recolocación externa, que estará en vigor durante 12 meses y que tiene por objetivo la reinserción laboral del 75 % de los afectados, tanto de As Somozas como de Cuenca.

La multinacional, que insiste en que se enfrenta un entorno muy difícil, lo que le ha obligado a reestructuraciones en India, Dinamarca y España, subraya que contratará a una empresa externa «para identificar oportunidades industriales que facilite la venta de las plantas en colaboración con los sindicatos».

Deslocalización

Tanto UGT como CC.EO. han insistido en los últimos días que rechazan el ERE, pero añaden que, ante la imposibilidad de paralizarlo, han tenido que intentar negociar las mejores condiciones para los trabajadores afectados. Ambos sindicatos reiteran que se trata de una deslocalización a Portugal, después de la compañía adquiriese una macroplanta en el país luso.

La fecha para el cese de actividad por el ERE —presentado por causas organizativas y productivas— ha quedado fijada el próximo 31 de marzo.

Con el cierre del centro de As Somozas se pone fin a una de las grandes instalaciones fabriles de Ferrolterra, que ve agravada su crisis industrial. Hace más de un cuarto de siglo que operaba esta planta, que en el bum del sector eólico nacional llegó a tener una plantilla formada por 700 trabajadores, entre fijos y temporales.

 

Fuente: www.lavozdegalicia.es