Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

El Gobierno vasco anuncia que la fábrica de baterías para el coche eléctrico estará en Álava

La consejera vasca de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, anunció este viernes en el Parlamento de Vitoria que el Parque Tecnológico de Álava, en Miñano, será el lugar donde se levantará la futura fábrica de celdas para baterías de coches eléctricos, un proyecto interregional denominado Battchain en el que también están implicadas Navarra, Andalucía y Extremadura. Tapia informó que las celdas fabricadas en Miñano servirán para ensamblar los paquetes completos de las baterías, un proceso que, según explicó, se realizará en las instalaciones de Fagor Ederlan de Tafalla. Cabe recordar que las baterías para automoción están formadas por paquetes que agrupan las celdas. La fabricación de estas últimas es la parte más golosa del negocio, tal como dejó claro la propia consejera vasca, que estimó que supondrá una inversión en más de 700 millones de euros. Esta cifra contrasta con los 80 millones de euros necesarios para la planta que se encarga de agrupar las celdas para formar los paquetes de baterías, de lo que se encargaría Fagor Ederlan en Tafalla.

Según señalaba El Correo en una información respecto a las declaraciones de Tapia, la elección de Miñano estaría fundamentada en la presencia del CIC Energigune, el centro de investigación en el almacenamiento de energía que está considerada “una referencia internacional”. Este centro, que forma parte del proyecto público-privado Basquevolt junto al Gobierno y una serie de empresas, se encargará de suministrar la tecnología y el conocimiento y de probar los prototipos de baterías que luego industrializará Basquevolt.

 

ASPIRACIONES FRUSTRADAS

A finales de marzo, el Gobierno de Navarra dio un giro a su estrategia en torno a la fabricación de baterías de coches eléctricos para entrar de lleno en la carrera nacional por albergar en su territorio una planta para hacer las celdas. Este cambio multiplicaba la ambición y las inversiones que hubieran llegado a Navarra, aspiraciones que, a tenor del anuncio del Gobierno vasco, tendrán que quedarse aparcadas. Hasta ahora, el proyecto del que se había venido hablando para favorecer la transición hacia el coche eléctrico, el Battery Packs Nabatt, se limitaba a la implantación de una fábrica de ensamblaje de baterías en Tafalla para cubrir las necesidades de las compañías del sector de automoción con plantas de fabricación en las proximidades (en un radio de alrededor de 100 kilómetros).

Según destacó a finales de marzo el propio consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo, se había informado a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, la apuesta del Gobierno de Navarra por albergar esta fábrica de celdas aprovechando los fondos europeos del Next Generation. Irujo avanzó también que el Ejecutivo de María Chivite trabajaba para encontrar un posible emplazamiento a fin de poder aumentar su apuesta por la fábrica de celdas.

 

Fuente: www.diariodenavarra.es

Descargar pdf adjunto