Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Vestas cerrará por sorpresa la fábrica de Chavín, en Viveiro, con 115 trabajadores

Vestas anunció este lunes por sorpresa que prevé cerrar este año la fábrica de Chavín, en Viveiro, y cesar la producción. La fábrica tiene 115 trabajadores en este momento. Desde la empresa explican que tratarán de recolocar a parte del personal. También cerrará plantas en Alemania y Dinamarca. Los trabajadores, reunidos en asamblea este martes, acordaron realizar concentraciones de media hora ante la fábrica todos los días desde este miércoles para que continúe la actividad y la producción y se mantenga el empleo. Han recibido numerosos apoyos de sindicatos, de partidos y de colectivos locales. También del propio Concello de Viveiro.

«Con el objetivo de acelerar el despliegue de las energías renovables y mejorar la competitividad de la energía eólica, Vestas busca desarrollar nuevos productos y soluciones para sus clientes, a la vez que amplía acuerdos con socios especializados de su cadena de suministro. La integración en curso de los negocios onshore y offshore es una parte clave de este desarrollo, especialmente de cara a consolidar un modelo operativo y un proceso de fabricación eficientes. En el marco de este desarrollo, Vestas anuncia medidas para ajustar su capacidad de producción en Alemania, España y Dinamarca». Así anunciaba Vestas el cierre de la fábrica de Chavín.

«Como resultado de estos cambios, Vestas prevé cesar la producción en sus fábricas de Lauchhammer (Alemania), Viveiro (España) y Esbjerg (Dinamarca). La compañía mantiene su fuerte presencia productiva en el continente y sigue suministrando componentes de turbinas eólicas terrestres y marinas a sus clientes desde doce plantas en toda Europa, propiedad tanto de Vestas como de sus socios en la cadena de suministro. Además, el negocio de Operación y Mantenimiento de Vestas sigue desempeñando un papel vital en estos países, donde da servicio a más de 19 GW».

«La rápida transición energética actual -añaden desde la empresa-, la veloz introducción de nuevos productos y la reciente integración de nuestros negocios onshore y offshore nos obligan a perfeccionar y evolucionar aún más nuestra producción y cadena de suministro. Aunque Vestas seguirá teniendo una fuerte presencia en Europa en las áreas de fabricación y mantenimiento, siempre es difícil tomar decisiones que afecten negativamente a nuestros empleados. Quiero subrayar nuestro compromiso para estudiar todas las opciones de reubicación de los compañeros que desafortunadamente se verán afectados por el cese de la producción en nuestras plantas de Lauchhammer, Viveiro y Esbjerg», ha afirmado el vicepresidente Ejecutivo y COO, Tommy Rahbek Nielsen.

La fábrica de Vestas en Viveiro (España) emplea a unas 115 personas que fabrican generadores para la plataforma terrestre de 2 MW, así como paneles de control de la turbina marina V164 para mercados situados fuera de España. «Debido tanto a la disminución de la demanda de la plataforma de 2 MW como a la necesidad de optimizar la fabricación de componentes para eólica marina, ya no es sostenible continuar con la producción en Viveiro», dice la empresa.

Vestas prevé cesar la producción en esta planta a finales de 2021 y ofrecerá recolocaciones a los operarios que actualmente trabajan en Viveiro en otras plantas de España. La compañía dice que trabajará mano a mano con la Xunta y el Gobierno central, así como los agentes sociales. España sigue siendo un mercado clave para Vestas, «con más de 4,8 GW de turbinas instaladas», señalan desde la empresa.

 

Fuente: www.lavozdegalicia.es