Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Ence le cierra la puerta otra vez a un traslado: "No hay otra ubicación posible en Galicia"

La búsqueda localizaciones que ha iniciado el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para un posible traslado de Ence tiene las patas muy cortas.

La empresa reiteró este viernes, ante preguntas de este periódico, que ya ha "demostrado a través de informes independientes" que "no hay ninguna otra ubicación posible en Galicia en la que fuera posible albergar una biofábrica como la de Ence Pontevedra". Por lo que, por mucho que se escudriñe el mapa, todo parece indicar que la fábrica seguirá sin estar por la labor de hacer las maletas. Levantar una nueva planta implica una inversión mínima de 700 millones de euros que, por lo de pronto, no encuentran encaje en las cuentas del grupo.

El Ministerio ha encomendado las pesquisas a Tragsa, una sociedad de capital público. Su previsión inicial era la de encargar un informe externo neutral, para el que llegó a barajarse la contratación de expertos de la Universidade de Vigo o de empresas especializadas en la gestión del territorio a través de un concurso público. Sin embargo, según trasladó el jueves a este medio, se encontró con varias "dificultades jurídico-administrativas" para cumplir la hoja de ruta, que desembocaron en la contratación de un "medio propio".

 

Permanencia. El compromiso de elaborar un informe externo fue adquirido en la última mesa de diálogo, celebrada en octubre en Pontevedra. Y aunque Ence no ha entrado a valorar el giro de timón, otros agentes partícipes en ese encuentro sí han manifestado su disconformidad con el cambio de postura. Entre ellos, la Consellería de Economía e Industria, para la que el "encargo" a Tragsa del informe sobre ubicaciones alternativas "é unha nova mostra dos rodeos que está dando o Goberno, cando o único obxectivo que ten é pechar Ence". "Foi o Goberno o que puxo en perigo a continuidade da empresa na ría de Pontevedra e, desde entón, está demostrando que non ten interese en dar unha saída real ao problema que el mesmo xerou", añadieron fuentes oficiales del departamento que dirige en funciones Francisco Conde.

La Consellería insistió en que la solución de Ence "debe pasar por lograr o mantemento da fábrica en Lourizán" y en que la permanencia es factible. Según recordó, la decisión del Tribunal Supremo de admitir a trámite los recursos de casación contra las sentencias que anularon la prórroga de la concesión es "un motivo de esperanza" para los trabajadores y demuestra que, "a pesar da posición do Goberno central e do Concello de Pontevedra para pechar a fábrica, si hai alternativas e solucións sobre a mesa para lograr a continuidade de Ence na súa actual localización".

Entre ellas, una posible sentencia favorable y, en su defecto, la adscripción de los terrenos de Celulosas al Puerto, que considera "legal, xurídica e tecnicamente viable. O único que precisamos é vontade política por parte do Goberno".

En lo que respecta a sus competencias, la Consellería asegura que seguirá trabajando para lograr la continuidad, un objetivo que dice compartir "cos traballadores de Ence e da industria auxiliar, o sector forestal, a loxística ou o Porto de Marín".

Mesa de negociación. El departamento que dirige la socialista Teresa Ribera prevé convocar una nueva mesa de diálogo tan pronto finalice el estudio y, a pesar de su resultado, Ence avanzó este viernes que acudirá a la cita "como en las anteriores ocasiones, con disposición de escucha y colaboración".

A la última convocatoria asistieron representantes de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, la Consellería de Economía e Industria, la empresa y la plantilla. Además, participaron dirigentes de la Subdelegación del Gobierno y el Concello, que evita valorar el cambio en el contrato y que considera positivo que se concrete el acuerdo de búsqueda de ubicaciones.

Fuente: www.diariodepontevedra.es