Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Repsol determina que hubo una «apertura no autorizada» en el accidente de la refinería de A Coruña

Repsol trasladó este jueves que la comisión de investigación sobre el accidente laboral ocurrido el pasado 26 de marzo en su refinería de A Coruña, en el que falleció un operario y otro resultó herido, determinó que se produjo «una apertura no autorizada de una tubería de proceso». Este documento, que será remitido a las «a las administraciones competentes», indica que el «permiso de trabajo utilizado solo autorizaba la tarea de engrasado de pernos», mientras que «no permitía la apertura de tapas», añade.

Los trabajadores involucrados en el accidente, de la empresa auxiliar Nervión Industries, Engineering and Services, «se encontraban trabajando en una tubería, procedieron a la apertura de una tapa» e inhalaron «un gas residual, sulfhídrico». Los hechos tuvieron lugar durante una parada de hidrotratamiento de la planta. 

El documento subraya que la «tubería estaba fuera de servicio y aislada» y contenía «restos de gas de proceso en su interior». Así, indica que aunque «estaba previsto ejecutar en ella un trabajo de limpieza con agua a presión» no se habían emitido «todavía los permisos de trabajo necesarios para la preparación de la tubería». Según Repsol, «se concluye que en los trabajos no se siguieron las normas y procedimientos establecidos».

Al respecto, destaca que durante estos trabajos se incumplieron «el protocolo de parada y la norma de permisos de trabajo, pues no estaba autorizada la apertura del equipo». Los permisos de trabajo, detalla la compañía, son los documentos en los que se recogen las instrucciones y autorización para la realización de una tarea en condiciones de seguridad en este tipo de complejos industriales. Finalmente, estima que con «el objetivo prioritario de impedir que se puedan repetir en el futuro situaciones de incumplimiento normativo» se han acordado «acciones de refuerzo de la formación y verificación del aprendizaje de las normas».

La comisión de investigación establecida a raíz del accidente estaba conformada por técnicos especialistas de las distintas áreas de la refinería, delegados de prevención y representantes sindicales de cinco agrupaciones. Repsol señala que durante el proceso se realizó un «análisis pormenorizado y riguroso de toda la información, documentación, inspecciones e imágenes existentes, así como de las declaraciones y testimonios de distintos intervinientes relacionados o presentes en los hechos».

Fuente: La Voz de Galicia