Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Luz verde al proyecto de mina de Sangüesa que generará 800 empleos

El principal requisito para echar a andar ya se ha materializado. El proyecto ‘Mina Muga’ de Geoalcali, que prevé abrir una mina de potasa con su planta de tratamiento asociada en la zona de Sangüesa, a caballo entre Navarra y Aragón, acaba de recibir la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable por parte del Estado. Una resolución positiva otorgada por el Ministerio para la Transición Ecológica que supone un espaldarazo para este proyecto que aspira a generar 800 empleos directos. Geoalcali prevé una inversión global de 540 millones de euros y una vida útil para la mina de 25 años.


La empresa celebraba ayer la obtención de la DIA, que supondrá, según sus palabras, “un impulso determinante para avanzar en la materialización del proyecto”. Esta firma española creada en 2011 a partir de capital nacional e internacional, ligada a la australiana Highfield Resources, se dedica al desarrollo de la minería de potasa y trabaja en 4 proyectos entre Navarra y Aragón. El denominado ‘Mina Muga’ es el más avanzado.

Según recordó, el proyecto lleva gestándose desde 2014 y “ha sido objeto de dos procesos de información pública, el segundo de ellos de forma voluntaria”. “Nos hemos implicado en un proceso riguroso de tramitación, estudios e investigación, manteniendo un fuerte compromiso social y diálogo constante con las entidades nacionales, regionales y locales, y con la ciudadanía”, señaló Geoalcali. “Las sugerencias propuestas por los grupos de interés (organismos regionales y estatales, entidades locales, grupos ecologistas, ciudadanos, asociaciones...) han contribuido al desarrollo de un proyecto robusto, ejemplar en materia de sostenibilidad”, añadió.
‘Mina Muga’ configurará un proyecto minero de extracción de potasa entre Sangüesa y Javier (Navarra), y Undués de Lerda y Urriés (Aragón). La mina tendrá acceso desde suelo aragonés y la planta de tratamiento e instalaciones se ubicarán en término de Sangüesa.

 

 

Compatibilidad


Tal y como valoró ayer Geoalcali, “el informe del Ministerio confirma la compatibilidad medioambiental de la mina, condicionando su desarrollo a una serie de medidas preventivas y correctoras, y a la ejecución de un Plan de Vigilancia Ambiental que aseguren las máximas garantías en su ejecución y minimicen posibles impactos”. Esas medidas “surgen de un proceso riguroso y exhaustivo de análisis del proyecto que ha involucrado a una gran variedad de entidades y ciudadanos”. Asimismo, “el Ministerio ha confeccionado la DIA atendiendo todas aquellas alegaciones que ha considerado oportuno incluir”.

Entre las citadas medidas preventivas o correctoras figuran “mediciones de diversos parámetros habituales en la industria minera relacionados con la geología, vegetación, hábitats, paisaje, gestión de residuos, agua o subsidencia (hundimiento del terreno)”. Por su parte, el Plan de Vigilancia Ambiental permitirá controlar “que las cosas se hagan conforme al proyecto”. “Por ejemplo, que el tamaño del depósito de subproducto salino no supere las cotas marcadas en el proyecto”.


Respecto de las posibles dudas suscitadas en la zona en materias como afección a la sismicidad, el impacto de la mina o la generación de residuos, Geoalcali afirmó tajante que “el haber obtenido la DIA favorable ha de descartar de raíz cualquier duda respecto a estas afecciones”. Además, recordó la existencia de “estudios encargados por la empresa a terceras personas independientes” y el “contraste realizado por organismos como el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) o la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que han dado su visto bueno”.


Siguientes pasos


Ahora, con la DIA favorable, el propio Ministerio para la Transición Ecológica se encargará, junto con los organismos de Minas de Navarra y Aragón, dependientes de sus respectivos gobiernos, de otorgar la concesión de explotación minera. Después, será competencia de los ayuntamientos afectados otorgar las licencias de obras.

“Geoalcali está preparada para empezar la construcción de la mina una vez reciba las autorizaciones”, indicó ayer. Llegados a ese punto, calcula un periodo de 2 años para completar la fase de construcción (con unos 1.000 empleos), y ya después se podría empezar a extraer y producir la potasa.

“Es una excelente noticia, va a ser un revulsivo importante”


 

“La consecución de este visto bueno es una excelente noticia. Hoy es un gran día”. Ángel Navallas Echarte (APS), alcalde de Sangüesa, manifestó ayer su alegría al saber del otorgamiento de la Declaración de Impacto Ambiental favorable al proyecto ‘Mina Muga’ de Geoalcali. “Recibir la DIA significa que, tras muchos años de trabajo, lo que la empresa proyecta cumple con todos los requisitos medioambientales que fija la ley. De hecho, ha pasado dos veces por información pública y ha sido revisado por las administraciones de Navarra, Aragón y el Estado, lo que indica que todo está bien hecho”, aseguró. Recordó que el propio consistorio sangüesino, con sus tres agrupaciones a una, llegó a presentar alegaciones, y que “en general fueron asumidas”.


El alcalde consideró que la mina “va a ser un revulsivo importante para la comarca, pero también para toda Navarra”. “Generará cientos de puestos de trabajo, movimiento económico... Lo ideal sería que se ponga en marcha cuanto antes”, dijo. Ante el actual problema de despoblamiento que vive la zona, y gran parte de la Merindad, Navallas consideró que “el proyecto puede servir de apuntalamiento para frenarlo, también en los cercanos valles pirenaicos”.

 

“Un hito para la empresa”


Por parte de Geoalcali, Peter Albert, Director General y CEO de la empresa, calificó la formulación del Ministerio como un “hito para la empresa que conlleva una gran oportunidad para Navarra y Aragón por ser este proyecto un potente motor de desarrollo económico y generación de empleo en ambas comunidades”.


“Hemos desarrollado varios procesos de información pública de carácter voluntario, además de los requeridos legalmente, precisamente para promover la participación y el conocimiento de la sociedad sobre este proyecto”, añadió Albert.

 

Claves del proyecto

 

 

Nombre. Mina Muga.
Promotor. Geoalcali, una compañía de Highfield Resources.
Instalaciones. Ocuparán alrededor de 200 hectáreas entre los términos municipales de Sangüesa y Javier (Navarra), y Undués de Lerda y Urriés (Aragón). La planta de tratamiento y las instalaciones se levantarán en suelo de Sangüesa.
Tipo de mina. Predomina el mineral de potasa denominado silvinita. Será extraído por medio de una mina convencional (subterránea) de cámaras y pilares. Se utilizarán minadores (rozadoras), lo que evitará el uso de explosivos. El acceso se realizará mediante dos rampas o bocaminas en suelo de Undués de Lerda.
Inversión prevista. Alrededor de 540 millones de euros: 340 en una primera fase y 199 en una segunda.
Vida útil. Se calcula en unos 25 años.
Producción. 500.000 toneladas anuales de potasa en la primera fase y hasta un millón en la segunda.
Empleo. 800 puestos directos y 1.000 más en la fase de construcción inicial (2 años).

 

www.amp.diariodenavarra.es