Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Vesuvius presenta el ERE y se niega a negociar el cierre de la planta de Langreo

No hay vuelta atrás. Vesuvius quiere cerrar sus plantas de Langreo y Miranda de Ebro, en Burgos. La multinacional presentó ayer de manera oficial el ERE ante la Dirección General de Trabajo y trasladó a los representantes de los trabajadores su negativa a negociar sobre el cese de la actividad en ambas plantas durante un encuentro celebrado por la mañana en un hotel de Meres (Siero). El comité trató sin éxito de convencer a la empresa de que lo retirara para negociar alternativas al cierre, pero Vesuvius insiste en que la situación de la siderurgia en Europa «podría dar lugar a una caída en la producción de acero».

Los argumentos no convencen ni a los trabajadores, que acusan a la empresa de dejarles «tirados», ni al Principado. «Se confirman las peores expectativas», concluía el director general de Empleo, Pedro Fernández-Raigoso, quien incidió en que el Principado no comparte «las razones esgrimidas por Vesuvius, máxime cuando la compañía ha tenido beneficios en los dos últimos años». Por el momento, se desconoce la cifra de trabajadores afectados por el ERE, pero se prevé que ataña a la mayor parte de la plantilla langreana, de 111 trabajadores.

No obstante y a pesar de sus malos pronósticos, la multinacional no dejará de operar en Europa. Es más, ha reforzado su apuesta por la planta de Skawina, en Polonia, donde ha llevado a cabo varias inversiones, además de un aumento de su capacidad productiva y de su plantilla. «Están apostando por Polonia porque allí pueden contratar con más temporalidad y precariedad. Es intolerable», criticó el presidente del comité de empresa, Juan Manuel Suárez Baragaño, al término de la reunión con Vesuvius

«Un enemigo para Asturias»

Para Damián Manzano, responsable de Industria de CC OO, la decisión de esta multinacional responde a una deslocalización en toda regla. «Lo primero, porque no hay motivos económicos y no entendemos esa prisa por cerrar y despedir a la plantilla», criticó. Esto es precisamente lo que más ampollas levanta entre los trabajadores, pues no entienden cómo es posible que una empresa cierre sin impedimento alguno a pesar de tener unas cuentas saneadas. Antes de constituir la comisión negociadora, el comité planteó la alternativa de «abrir una mesa amplia de diálogo, pero sin la amenaza del ERE, en la que pudiesen estar los trabajadores, el Principado y el Gobierno central», pero la compañía rechazó la propuesta.

«Vesuvius se acaba de convertir en un enemigo para Asturias, que llegó hace 30 años y ha asestado una puñalada por la espalda después de que se le abrieron las puertas para que se asentara aquí», añadió. En este sentido, Manzano destacó que CC OO se lo va a «poner muy difícil para dejar tirados a los trabajadores». Además, el sindicato trasladará su planteamiento al secretario general de Industria, Raül Blanco, para intentar conseguir un mayor respaldo y frenar el ERE. Por otro lado, estaba prevista una reunión entre los responsables de Vesuvius y la alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú, pero finalmente se suspendió.

Fuente: www.elcomercio.es