Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

La producción industrial rebota en mayo, pero sigue un 24,5% por debajo de los niveles de hace un año.

La fabricación de vehículos y la industria del cuero y calzado fueron las actividades que más crecieron con respecto al mes anterior.

La paulatina relajación del confinamiento empezó a reflejarse en los indicadores económicos. Tras la paralización casi total de la mayor parte del tejido productivo a inicios de abril, en mayo la producción industrial experimentó, como se esperaba, un efecto rebote, con un alza del 14,7%. En términos interanuales el índice sigue sin embargo lejos de recuperar el terreno perdido: el descenso con respecto a mayo del año pasado es del 24,5%, corregido de efectos estacionales y de calendario, según los datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los sectores de la industria de bienes de consumo duradero y de bienes de equipo fueron los que más sufrieron la parálisis de abril. En mayo también registraron los mayores repuntes mensuales: del 100% y del 51,2%, respectivamente. Por actividades, la fabricación de vehículos (+362,9%), la industria del cuero y calzado (+159,7%) y la fabricación de muebles (+96,6%) fueron las que más crecieron en el quinto mes del año.

Aun así, la actividad sigue lejos de los niveles prepandemia y mayo se confirma como el tercer mes consecutivo de caídas en términos interanuales tras los descensos de abril y mayo, del 22,1% y del 13,6%, respectivamente.

En tasa interanual, todas las actividades registraron descensos. Las categorías de confección de prendas de vestir y fabricación de vehículos fueron las más castigadas, con un retroceso del 80,6% y del 63,1%, respectivamente. La industria química (−13,4%), captación, depuración y distribución de agua (−13,6%) y la industria del papel (−14,5%), por otro lado, fueron las que menos redujeron su producción respecto a mayo de 2019.

Analizando los datos por sectores, los datos sin corregir muestran retrocesos interanuales del 40,9% en los bienes de consumo duradero, del 39,7% en los bienes de equipo, del 26,9% en los bienes intermedios, del 23,7% en los bienes de consumo no duradero y del 17,6% en la energía. Los índices corregidos de efectos estacionales y de calendario presentan también tasas anuales negativas en todos los sectores: bienes de consumo duradero (-36,5%), bienes de equipo (-36,4%), bienes intermedios (-23,4%), bienes de consumo no duradero (-19,6%) y energía (-16,6%). El mayor dinamismo se observa en la industria de bienes de consumo duradero y en la de bienes de equipo, que fueron los que más sufrieron una mayor parálisis en abril. Nuevamente, un claro efecto rebote.

La producción industrial también disminuyó en mayo en todas las comunidades en tasa interanual. Los mayores descensos se produjeron en Baleares (-35,8%), Aragón (-33,8%) y Galicia (-33,6%), mientras que los menores los experimentaron Murcia (-17%), Castilla-La Mancha (-20,6%), Canarias (-22,2%) y Madrid (-23,3%).

Repunte de pedidos en Alemania

Los nuevos pedidos a las fábricas alemanas crecieron un 10,4% entre abril y mayo tras sufrir una caída récord en la actividad durante el confinamiento. Aun así, los indicadores no han vuelto todavía a los niveles previos a la pandemia: permanecen casi un 30% por debajo del primer trimestre y de mayo de 2019, según los datos publicados este lunes por la Agencia Federal de Estadística alemana (Destatis). La cifra de mayo también fue inferior a lo esperado por el consenso del mercado, que apostaba por un incremento mensual superior al 15%.

En abril, los nuevos pedidos de la industria alemana habían registrado un desplome del 26,2% en términos mensuales y del 36,9% en comparación con el mismo mes de 2019. Un mes después, en mayo, los domésticos aumentaron un 12,3% y los internacionales un 8,8% en comparación con abril. En concreto, los encargos procedentes de la zona euro aumentaron un 20,9% mensual y los de otros países, un 2%.

Publicado: www.elpais.com