Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

La refinería de Repsol de A Coruña levanta su torre de 80 metros de la unidad de propileno

Esta construcción equivalente en altura a un edificio de 26 pisos, ha supuesto una inversión de 29 millones de euros en una clara apuesta de Repsol por aumentar la competitividad de la refinería coruñesa.

La refinería de Repsol en A Coruña continúa con la construcción de la nueva unidad de obtención de propileno grado polímero, que permitirá mejorar la competitividad y eficiencia del complejo industrial. Se trata de una columna de casi 80 metros de altura (equivalente a un edificio de 26 pisos) que formará parte de la nueva planta de propileno y que ha supuesto una inversión de alrededor de 29 millones de euros en una clara apuesta de Repsol por aumentar la competitividad de la refinería coruñesa.

El pasado mayo se realizó el traslado de los dos tramos que conforman la columna de la nueva unidad desde el puerto exterior de Langosteira hasta el complejo industrial. Posteriormente con las piezas aún en posición horizontal, se han realizado parte de los trabajos de acondicionamiento de la estructura como escaleras, plataformas, alumbrado, cableado o líneas de seguridad y, asimismo, se han adecuado los terrenos de la parcela donde se ubica la nueva unidad en el área de conversión de la refinería.

Los trabajos continúan avanzando esta semana con el izado de los dos tramos que forman la columna que alcanza unas 330 toneladas de peso. Para estos trabajos ha sido necesario el montaje de dos grúas especiales de gran tonelaje con un sistema de plumas variable y una altura de elevación máxima de 187 metros. La maniobra ha supuesto la movilización de una veintena de camiones y el trabajo de 14 técnicos durante cinco días, que forman parte del medio centenar de profesionales que están trabajando en este proyecto.

Inversión de 29 millones

El objetivo de esta nueva unidad, que supone una inversión de 29 millones de euros, es aumentar en un 35% la producción de propileno en la refinería de A Coruña y revalorizarlo al aumentar su calidad. Cuando esté finalizada la inversión en el primer trimestre de 2021, la refinería alcanzará una producción anual estimada de 81.000 toneladas de propileno en grado polímero.

El propileno grado polímero es utilizado en la industria química como materia prima para la elaboración de polipropileno, que a su vez sirve como base en la fabricación de una gran variedad de productos de la vida cotidiana, como material sanitario papelería, industria textil, embalajes o envases.

Apuesta por el futuro

Este proyecto es un ejemplo del compromiso de Repsol con el futuro y la mejora de la competitividad de la refinería coruñesa, uno de los principales motores de la economía gallega. Esta nueva inversión se suma a los trabajos ya realizados en la última parada de mantenimiento de este año, que han contado con un presupuesto de 64 millones de euros y se han centrado en mejoras de eficiencia energética y medio ambiente.

En concreto se han llevado a cabo tres proyectos que permiten la reducción de emisiones de CO2 y partículas en la unidad de FCC (Craqueo Catalítico Fluido), realizando mejoras tecnológicas en la planta y adaptándola a la última normativa europea existente.
 
Fuente: www.elespanol.com