Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Armón finaliza en Gijón el primer catamarán del mundo propulsado por gas licuado

Nunca han surcado los mares un barco de estas características. Hasta hoy, cuando en Gijón se produzca la botadura del primer catamarán propulsado por gas licuado que se ha construido en el mundo. Será con la pleamar de esta tarde (17.30 h), cuando el 'Eleanor Roosvelt', que construye Armón en sus instalaciones gijonesas por encargo de Balearia, tome contacto por primera vez con las aguas del Cantábrico. No obstante, habrá que esperar hasta el primer trimestre de 2021 para que la construcción del barco concluya en su totalidad.

Las horas previas a una botadura son de nervios, como reconocía ayer, Laudelino Alperi, consejero delegado de Astilleros Armón. Y más aún cuando se trata de un botadura histórica, como la que esta tarde se verá en la bahía gijonesa. «Existe cierta tensión porque todo salga bien, pero ahora mismo la gente está centrada en su objetivo».

La construcción del catamarán ha sido un reto para los astilleros gijoneses. Es un barco de aluminio de alta velocidad, de los más grandes del mundo y con la característica, única en el mundo, de que será propulsado por motores de gas licuado», destacó Alperi. En concreto, contará con cuatro propulsores con una potencia de 8.800 kilovatios. Con ello, la velocidad que alcanzará será de 35 nudos en servicio, con una máxima superior a los 40.

 

Este 'fast ferry', que ha contado con una inversión de 90 millones, tiene una eslora de 123 metros y una manga de 28. Una vez botado, los trabajos se centrarán en las construcciones que aún quedan pendientes: la parte final de acomodación, el puente y las instalaciones en la cámara de máquinas. Una vez listo, tendrá una capacidad para 1.200 pasajeros y 500 turismos. Los interiores del buque serán diseñados por la empresa Oliver Design, que ya ha trabajado en proyectos de otros barcos de Balearia, como los cuatro eco 'fast ferries' que conectan Ibiza y Formentera.

«Queremos probarlo todo durante el primer trimestre de 2021», subrayó el consejero delgado de Armón. El barco dispondrá de dos tanques para almacenar gas natural licuado, con una autonomía de 400 millas náuticas. Finalizado este proyecto, y ya pensando en los próximos, Alperi destaca la importancia de «estar siempre pensando en mejorar, adaptándonos a las nuevas tecnologías».

Fuente: www.elcomercio.es